EPISODIO

¿Lo hago o no lo hago? Cómo saber cuál es la mejor decisión para ti

¿Quieres crearte una vida en la que te sientas FELIZ de participar?

Déjanos tus datos para recibir cada lunes un Happy Monday acompañado de mis secretos personales que sólo comparto por email. Para saber cómo lograrlo…

¡Happy Monday!

Mi vídeo de hoy es especialmente interesante si no te sientes seguro al tomar decisiones. Lo primero que quiero decirte es que …

No decidir, es dejar que otros elijan por ti!

La duda ante decisiones importantes en la vida como casarte, separarte, mudarte o cambiar algún aspecto muy relevante de tu vida es natural en el ser humano y la búsqueda de certeza es una necesidad básica que en mayor o menor medida todas las personas necesitamos cubrir.

Hay algunas personas a quienes la toma de decisiones le es más fácil,  mientras que para otras es un proceso más complejo. Es importante saber que en ambos casos se corre un riesgo.

Ser rápido al tomar decisiones  te puede llevar a equivocarte fácilmente y ser menos arriesgado te puede llevar a perder oportunidades que se te pasan por delante.

Entonces… ¿Cuál es el punto medio?

Te contaré el secreto de mi hermana Margarita para quien tomar decisiones es un proceso que le lleva tiempo y le cuesta, sin embargo la vida la ha hecho enfrentarse a situaciones y circunstancias en las que tuvo que tomar decisiones importantísimas para ella y sus hijos.

Su secreto – me confesó-, es tener clarísimo lo que quiere lograr y enamorarse del objetivo y no de la idea de cómo solucionarlo.

Cuando le preguntas a Marga cómo hace para tomar decisiones, ella te dice… “analizo todas las opciones”.

¿Pero qué pasa si te encuentras en un callejón sin salida y no tienes opciones?

Marga te contestaría, «Paro y las busco y no dejo que me apuren”. La realidad es que siempre hay opciones, pero como te contaré más adelante,  nuestro cerebro busca la opción más conocida (aunque haya dado malos resultados) y la «recicla».

En mi caso, soy arriesgada y tomo decisiones importantes rápidamente. Como diría mucha gente, «no me tiembla el pulso». ¿Cuál es mi secreto?

Casualmente el mismo que el de mi hermana: empiezo por tener muy claro lo que quiero lograr. Luego, quizá no me tomo el tiempo de probar las opciones como hace ella, pero sí las tengo. Las analizo rápidamente y estoy dispuesta a asumir el riesgo.

¿Cómo funciona nuestro cerebro y qué aprendí de cuando me equivoqué?

En momentos de crisis, nuestro cerebro funciona aceleradamente buscando soluciones rápidas. Quizá estés en un negocio que no te esté funcionando y se te ocurra una idea nueva inmediatamente que te “salvará” rápidamente porque es una idea genial. Entras en un estado de semi “euforia” creyendo que esta vez sí que te va a ir bien.

Cuando te zambulles en la primera idea “genial” que se te ocurre, el riesgo es muy alto por dos razones.

Primero porque nuestro cerebro en momentos de crisis lo que busca son soluciones que ya hemos practicado anteriormente (aunque nos haya ido mal). O sea, si tú intentaste solucionar un problema económico endeudándote, lo más probable es que tu primera alternativa ante una crisis económica sea buscar alguien que te financie.

Si en cambio elegiste cambiar de trabajo, buscarás un nuevo empleo. Y si elegiste cambiar de país, volverás a contemplar la posibilidad de mudarte.

Generalmente nuestra primera “gran idea” es en realidad una idea “reciclada” por nuestro cerebro, pero disfrazada de nueva, por lo que caemos en nuestra propia trampa de volver a hacer lo mismo.

Segundo, porque estadísticamente el 98% de las ideas fracasa, por lo que lo más probable es que esta forme parte del 98%. ¿Pesimista? Bueno… te diría que sí en el corto plazo y no en el largo.

Creo que me va a ir bien, pero ahora que aprendí… ante una primera idea, intento que se me ocurran otras 10 más. ¿Qué logro con esto? La total tranquilidad de saber que estoy eligiendo por el contrario a quedarme con la única opción que tuve.

 “Receta” para tomar decisiones…

1. Pregúntate ¿Cuál es tu objetivo real… qué es lo que estás buscando conseguir y SENTIR?
2. Busca por lo menos 3-4 buenas opciones para solucionar tu problema, no te enamores de la primera
3. Pregúntate si la opción que estás tomando es la que has tomado anteriormente en situaciones similares, aunque esta vez sea “distinto” (ojo con esto porque siempre creemos que es DISTINTO) y si es así DESCÁRTALA aunque parezca la “mejor”
Si la opción que estás eligiendo es la misma que has elegido otras veces… DESCÁRTALA
4. Pregúntate… ¿Qué pasa si te sale mal? ¿Cuál sería el peor escenario? Haz el ejercicio!!!
5. Si eres indeciso, recuerda que “Decidir es elegir y no decidir es dejar que otros elijan por ti”

Recuerda que lo que más, más me hace feliz cada lunes es saber de ti… así que cuéntame en los comentarios si…

•  ¿Te consideras una persona decidida o más bien indecisa?
•  ¿Cuál es tu fórmula para tomar decisiones? ¿Decides o dejas que las cosas pasen…?

Si te gustó, ¡compártelo con tus amigos!

Comentarios

VIDEOS RELACIONADOS
¿BUSCAS ALGÚN VIDEO DE HAPPY MONDAY?

CRÉATE LA VIDA

EN LA QUE TE SIENTAS FELIZ DE PARTICIPAR

Creemos que el mundo necesita mucha más gente que se atreva a dar lo mejor de sí, a desarrollar su potencial y con ello tener éxito y ser feliz. Por ello es que somos una empresa comprometida en dar las mejores herramientas a las personas de habla hispana para tener éxito y ser verdaderamente felices.

Nuestra misión es infundir la mentalidad de éxito en el mundo hispano y acercarles las herramientas en su idioma y sin importar el lugar del mundo dónde vivan.

Creemos fervientemente que en el camino de la vida, el trayecto de 7 a 10 (o de bien a excelente) es el más difícil, desafiante e interesante de recorrer. Nuestra especialidad yace en ayudar a nuestros clientes a transitar ese trecho de la forma más rápida posible.

Nuestro éxito es el éxito de nuestros clientes y, en consecuencia, ser cliente nuestro implica tener un compromiso total con alcanzar tu máximo potencial.

Nuestra filosofía está basada en un único concepto de servicio: SORPRENDERTE, dándote mucho MÁS de lo que le prometemos.