EPISODIO

Expectativas Irreales que Pueden Minar tu Felicidad

¿Quieres crearte una vida en la que te sientas FELIZ de participar?

Déjanos tus datos para recibir cada lunes un Happy Monday acompañado de mis secretos personales que sólo comparto por email. Para saber cómo lograrlo…



¡Happy Monday!

Me fascina el tema de hoy, porque además sin quererlo, ayer estaba comiendo con una amiga a quien adoro acerca de las expectativas que ponemos y cómo eso te lleva a la infelicidad, tristeza, depresión, etc.

¿Está bien o mal ponerte objetivos altos?

Creo que en este vídeo vas a entender la gran diferencia entre ponerte objetivos altos y no negociar contigo a la baja, versus tener expectativas sobre cómo deben o no deben de ser las cosas que están fuera de tu control, desde las personas con las que te relacionas, hasta las vacaciones que quieres pasar.

La infelicidad se siente claramente cuando hay una gran brecha entre lo que crees que debe ser versus lo que te das cuenta que es en realidad.

En el vídeo de hoy te hablo de 4 expectativas que pueden matar tu relación de pareja, pero resulta que los seres humanos tenemos expectativas sobre todo lo que nos rodea y sobre todas las experiencias que vivimos, y cuanto más “rígidas” son esas expectativas, más infelices somos.

Por ejemplo…

  • Tenemos expectativas sobre cómo debe de saber la pasta para que esté “perfecta”
  • Tenemos expectativas sobre lo fantástico, mágico, único, especial que debe ser París
  • Tenemos expectativas sobre cómo debe ser una relación íntima con nuestra pareja
  • Tenemos expectativas sobre cómo debe de ser el restaurante al que vamos a ir por primera vez, porque leímos los reviews de la gente y son fantásticos
  • Tenemos expectativas sobre lo buena que debe ser la película que vamos a ir a ver porque se ganó el Oscar a la mejor película
  • Tenemos expectativas sobre cómo debe cuidarnos y protegernos Dios!!!

¿Te das cuenta la ridiculez…?

… pero cuando estas ridículas expectativas no se unen EXACTAMENTE a la realidad de la persona que las tiene, entonces esa persona cae en la depresión, la tristeza, la frustración, la negatividad. Peor aún, mucha gente cae en las drogas de los psicofármacos.

Cuando las expectativas no son sobre las películas o un viaje, si no sobre “cómo tiene que ser tu vida”, por ejemplo:

  • Tengo que ser profesional, exitosa, reconocida
  • Tengo que trabajar en una empresa que me encante, con gente que sea líder y que comparta mis valores, quiera el bien para el mundo y….
  • Tengo que casarme con un hombre que para mi sea perfecto, tener tres hijos, llevarlos a un buen colegio
  • Mis hijos tienen que ser excelente, los mejores estudiante, buenos en los deportes, buenos amigos y todos los tienen que admirar
  • Tenemos que tener unas vacaciones perfectas todos los años
  • Vivir en una casa grande, linda y cómoda…

El problema acerca de tener expectativas específicas sobre lo externo a uno mismo, desde Dios hasta la cantidad de hijos que tienes que tener, es que cuando te llega el momento de disfrutar la experiencia, pusiste tus expectativas tan altas que no puedes apreciar lo que realmente es, porque como no encaja con tu ideal a la perfección, entonces todo se vuelve negro…

Si “sufres” de este síndrome de las expectativas, te dejo la misma pregunta que le hice a mi amiga. ¿Qué pasaría si un día te dejaras llevar, sin pensar cómo tiene que ser y disfrutando lo que es?

Pruébalo con una relación, con una amistad, con un día en tu vida o con una película. En lugar de -por ejemplo- informarte exactamente de qué se trata, simplemente elígela por el título o por la foto y déjate llevar sin tener ni idea de qué se trata y poniendo las expectativas en lo que puedes controlar, por ejemplo “voy al cine a ver una peli; si me gusta me quedo y si no me voy”

Si te gustó, ¡compártelo con tus amigos!

Comentarios

VIDEOS RELACIONADOS
¿BUSCAS ALGÚN VIDEO DE HAPPY MONDAY?

CRÉATE LA VIDA

EN LA QUE TE SIENTAS FELIZ DE PARTICIPAR

Creemos que el mundo necesita mucha más gente que se atreva a dar lo mejor de sí, a desarrollar su potencial y con ello tener éxito y ser feliz. Por ello es que somos una empresa comprometida en dar las mejores herramientas a las personas de habla hispana para tener éxito y ser verdaderamente felices.

Nuestra misión es infundir la mentalidad de éxito en el mundo hispano y acercarles las herramientas en su idioma y sin importar el lugar del mundo dónde vivan.

Creemos fervientemente que en el camino de la vida, el trayecto de 7 a 10 (o de bien a excelente) es el más difícil, desafiante e interesante de recorrer. Nuestra especialidad yace en ayudar a nuestros clientes a transitar ese trecho de la forma más rápida posible.

Nuestro éxito es el éxito de nuestros clientes y, en consecuencia, ser cliente nuestro implica tener un compromiso total con alcanzar tu máximo potencial.

Nuestra filosofía está basada en un único concepto de servicio: SORPRENDERTE, dándote mucho MÁS de lo que le prometemos.